ATENCIÓN 365 DÍAS AL AÑO
620 111 974 (Huelva)
664 02 43 03 (Sevilla)
629 252 761 (Murcia)

ATENCIÓN 365 DÍAS AL AÑO
620 111 974 (Huelva)
664 02 43 03 (Sevilla)
629 252 761 (Murcia)

Volver

El biodiésel como alternativa al gasoil en los tractores agrícolas

Campo

Los motores de gasolina tienen muchas alternativas (bioetanol, GLP, GNC, hidrógeno), ¿pero sucede lo mismo con los motores diésel de los tractores agrícolas? Descubrámoslo.

En general, los motores diésel pueden funcionar con combustibles alternativos como el biodiésel, pero es muy importante consultar previamente el manual del tractor para saber cuál es la proporción máxima de biodiésel que admite el motor.

Pero antes de centrarnos en el biodiésel, vamos a conocer cuáles son los tipos de gasoil o diésel.

El gasoil es un hidrocarburo líquido compuesto fundamentalmente por parafinas que se emplea habitualmente como combustible en motores diésel y calefacciones.

Los 3 tipos de gasoil

Cada uno de los tres tipos de gasoil está destinado a un uso diferente, por lo que está prohibido utilizarlo para otro que no sea el suyo.

  1. Gasoil A (amarillo) para automóviles. Tiene la tasa impositiva más alta y, por consiguiente, el más caro para el consumidor final. Lo podemos encontrar en dos variantes:
  1. Gasoil A o diésel. Se utiliza normalmente para la automoción de transporte personal. Contiene aditivos para evitar la solidificación de la parafina a bajas temperaturas, lo que permite reducir el consumo y las emisiones contaminantes y aumentar las prestaciones del motor, así como proteger la bomba y el sistema de inyección.
  1. Diésel Premium o diésel Plus. Es unos céntimos más caro, aunque es el que mejores rendimientos ofrece a los motores por su formulación más refinada y limpia, facilitando a los vehículos su combustión sin restos.
  1. Gasoil B (rojo). Carburante utilizado exclusivamente para usos industriales y agrícolas. Es más barato al estar exento de algunos impuestos. Sólo pueden adquirirlo detallistas, consumidores finales y almacenes fiscales. Es el combustible que más se emplea en los tractores agrícolas. Por tanto, se han establecido una serie de sanciones para evitar se use el gasoil de manera fraudulenta en otros vehículos que no sean agrícolas. El gasoil B contiene más parafina y menos aditivos que el gasoil A para optimizar el funcionamiento de los motores en vehículos agrícolas, remolques u otro tipo de maquinaria. 
  1. Gasoil C o DMA (verde). Está específicamente concebido para su uso en calderas de calefacción o equipos de producción de calor. Tiene muchas más impurezas que los gasóleos A y B.
Modelo de tractor biodiésel

El uso de biodiésel como combustible en tractores

El biodiésel es una fuente de combustible alternativa renovable en auge en los últimos años (1). En comparación con el gasoil, produce menos emisiones de monóxido de carbono y de hidrocarburos sin quemar. Esto favorece que se puedan cumplir con los requisitos más estrictos de la legislación de emisiones y las exigencias tecnológicas de los motores modernos de tractores y equipos agrícolas.

El biodiésel consiste en una mezcla de gasoil fósil combinado con combustible de origen vegetal, previamente tratado (2).

Existen, principalmente, dos tipos de biodiésel:

  1. RME: se fabrica a partir de semilla de colza o mezcla de colza y girasol (Europa).
  2. SME: se fabrica a partir de soja (preferente en EEUU).

La mezcla de ga­sóleo y biodiésel que se vende en algunas gasolineras se identifica con la letra B seguida de una cifra que indica la proporción de biodiésel en la mezcla. B6, por tanto, indicaría que hay un 6% de combustible vegetal y un 93% de combustible mineral (gasoil). Por tanto, un valor de B100 indicaría biodiésel puro o un 100% de biodiésel.

La especificación de diésel en Europa la recoge la norma EN590 (Combustibles para automoción), mientras que las especificaciones de biodiésel puro (B100) las recoge la EN 14214, en Europa, y la ASTM D675, en EEUU.

Recomendaciones de uso:

  • Realizar siempre la mezcla echando gasoil primero.
  • En verano, en el caso de zonas muy calurosas, se puede llegar a utilizar un 100% de aceite de girasol.
  • En invierno, se recomienda no sobrepasar el 20-30% de contenido en aceite.

Ventajas del biodiésel frente al gasoil

  • El biodiésel añade poder lubricante al combustible.
  • El biodiésel tiene un número superior de cetano y su combustión es más limpia.
  • El biodiésel produce menos partículas y emisiones de humo. Cuanta menos acidez tenga el aceite, mejor. 
  • El biodiésel es completamente biodegradable y no es tóxico. El aceite presenta un contenido nulo en azufre y menor en partículas, aunque puede aumentar las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) dependiendo del motor.

Inconvenientes del biodiésel frente al gasoil

  • Se observa una leve pérdida de potencia, aunque suele ser mínima. Hasta B5 no se detectan efectos en el rendimiento. De B6 a B20 se estima que puede haber hasta un 5% de reducción de potencia/par. De B21 a B100 se puede producir una reducción de potencia/par de hasta el 12%.
  • Desgaste y corrosión de los componentes internos causados por el contenido de agua que afecta al poder lubricante.
  • Bloqueo del inyector y filtros causado por una baja calidad del combustible.
  • Degradación de las juntas de caucho del sistema de combustible.
  • La oxidación del biodiésel puede provocar la formación de depósitos de glicerina que pueden dañar el sistema de inyección del motor, principalmente en el arranque en frío.

En la actualidad se está promoviendo la fabricación de los denominados “biocombustibles de segunda generación”, en los que se emplean cultivos no alimenticios, con el objetivo de permitir la “sostenibilidad” de los biocombustibles.

A par­tir de la producción de 1 hectárea de cultivos energéticos, se puede obtener un biocombustible equivalente a una can­tidad de gasoil entre 1.000 y 3.000 li­tros. Por tanto, la cuestión ahora no es tanto saber si se puede contaminar aún menos, sino cuándo se prevé que el gasoil será sustituido por otras fuentes de energía más limpias y renovables, como el biodiésel.

En 2006, New Holland fue el primer fabricante del mercado en ofrecer una plena compatibilidad con biodiésel.

¿Cuánto combustible consume un tractor por hora?

Para responder a esta pregunta habría que tener en cuenta, entre otros factores, el modelo, la potencia y el tipo de trabajo que realiza el vehículo. A rasgos generales, la referencia media se sitúa en torno a los 0,1 litros/CV por hora cuando se trabaja con niveles de carga elevados, por lo que sólo hay que multiplicar esa cifra por los CV del modelo de nuestro tractor para saber cuántos litros consume a la hora.

Además de sustituir paulatinamente el gasoil por biodiésel, en el siguiente informe se desarrollan una serie de pautas y recomendaciones para ahorrar combustible en el uso del tractor agrícola.

Contacta con los técnicos especialistas de Altrac si necesitas ampliar la información sobre tractores agrícolas que emplean biodiésel en nuestro catálogo de vehículos para renting y alquiler y encuentra el que mejor se adapte a tus necesidades.

(1) Es necesario precisar que es inviable actualmente reemplazar el consumo mundial de gasoil de automoción sólo a base de biocombustibles. Esto se debe a que no se puede producir una enorme cantidad sin que se produzcan graves alteraciones en la biodiversidad y en los cultivos destinados a la alimentación humana.

(2) El aceite sin procesar debe someterse a un proceso denominado transesterificación (reacción del aceite con alcohol) para eliminar los glicéridos antes de convertirlo en biodiésel adecuado. El subproducto obtenido es la glicerina con amplios usos, por ejemplo, jabón.

Compartir: 

APÚNTATE A NUESTRA NEWSLETTER

Estarás al día de todas nuestras novedades
Newsletter Altrac

Artículos similares:

Altrac es un grupo distribuidor de maquinaria agrícola con una experiencia de más de 25 años en la península ibérica.
CONTACTA CON NOSOTROS